Presencial y Online en Barcelona y Granollers

Presencial y online (Barcelona y Granollers)

Cómo eliminar la rabia acumulada

Cómo eliminar la rabia acumulada con 4 ejercicios básicos

La rabia es una emoción que nos ayuda a defendernos de posibles peligros. Los problemas para gestionar la rabia aparecen cuando ésta deja de cumplir su función adaptativa.

Para poder eliminar la rabia acumulada antes es súper importante conocer cómo se genera. Por eso en el primer apartado de este artículo te hablaré justamente de qué es la rabia, qué diferencias hay con otro tipo de emociones parecidas y cómo suele acumularse.

En el segundo apartado compartiré algunos ejercicios para ayudarte a gestionar la rabia de una forma más efectiva.

Muchas veces, sentirse inseguro o vulnerable no implica estar “apagado” por dentro. Aunque por fuera la persona parezca tranquila y en calma por dentro puede tener un volcán que está a punto de estallar.

Si te sientes así, estoy seguro que te será de mucha ayuda este artículo. Así que… quédate conmigo:

Qué es la rabia y por qué se acumula

Para aprender a eliminar la rabia acumulada, primero es importante entender qué es la rabia y diferenciarla de otros estados emocionales. También es importante que entiendas cómo suele aparecer ésta en el ser humano y sobre todo por qué suele acumularse.

Diferencias entre Rabia, Ira y Agresividad

No hay ningún problema en usar estos términos como si fuesen sinónimos, aunque no lo sean. Yo, por ser un poco riguroso voy a intentar definirlos y diferenciarlos entre sí.

A mí lo que más me interesa con este artículo no es que hablemos de forma correcta, sino que aprendas a darte cuenta de lo que te pasa por dentro y que sepas diferenciar entre las diferentes formas de sentir.

Posiblemente la principal diferencia entre la rabia y la ira es su manifestación. Digamos que la rabia es la manifestación de la ira. O sea que cuando se siente ira, ésta va por dentro y aunque haya una persona que nos despierte estos sentimientos, no tenemos intención de realizar ninguna acción contra esa persona.

En cambio la rabia sí que se dirige hacia el exterior. Es decir, cuando sentimos rabia sí que queremos manifestarla hacia afuera y dirigirla contra alguien en particular.

El parecido entre las 2 es que tanto la rabia como la ira son estados emocionales. Es decir, que idealmente cuando se activen, durarán un tiempo y luego irán bajando hasta desaparecer. Intentarlas suprimir no tiene ningún sentido porque de forma natural suelen suavizarse y desaparecer pasado un tiempo.

La agresividad es la manifestación comportamental de la rabia. Esto quiere decir que la agresividad tiene que ver más con la conducta, las cosas que hacemos, y la rabia con la emoción que se está sintiendo en el momento.

Yo puedo sentir rabia, manifestarla hacia fuera pero controlando la agresividad. No es lo mismo expresar lo que siento elevando el tono de voz pero sin insultar a nadie que acabar haciéndolo y dando patadas o golpes a las cosas o a las personas que me rodean.

¿Por qué aparece la rabia en el Ser Humano?

Todas las emociones se pueden clasificar como emociones primarias o emociones secundarias.

Las emociones primarias son aquellas que se activan para ayudarnos a hacer frente a los diferentes peligros con los que nos podemos encontrar.

Por ejemplo: Si voy solo por la calle de noche y está oscuro, es posible que sienta miedo. Esta emoción ayuda al sistema nervioso a generar diversos cambios en el organismo para hacer frente rápidamente y de forma eficaz a cualquier situación de peligro. Los sentidos se agudizarán, subirá nuestro tono muscular, el corazón latirá fuerte para movilizar la sangre de forma eficaz, etc.

Las emociones secundarias no ayudan a la supervivencia. Normalmente cuando se activan, lo hacen para tapar emociones primarias. La persona de forma inconsciente siente este tipo de emociones porque en su momento las primarias no le ayudaron a eludir un peligro vivido en el pasado.

Siguiendo con el ejemplo anterior: Una noche la misma persona del ejemplo anterior es atracada y agredida. La activación generada por el miedo no la ha ayudado a huir del peligro y puede acabar desarrollando una emoción secundaria de indefensión que tapa a la anterior y bloquea o paraliza a la persona.

En este sentido, si te sientes identificado con el ejemplo anterior te recomiendo este artículo: Por qué me siento un niño indefenso, en donde te explico muy bien por qué suele aparecer este tipo de sentimientos.

La rabia aparecerá en el ser humano como emoción defensiva. Si es una rabia primaria, efectivamente habrá un peligro y ante éste decidimos atacar antes que huir.

La rabia que se acumula y la que te cuesta eliminar siempre será una emoción secundaria (está tapando otras emociones), a menos que te encuentres en medio de un entorno muy hostil y estés sufriendo agresiones constantemente.

Y ¿por qué se acumula la rabia?

Antes de explicarte por qué se acumula la rabia para que seas capaz de eliminarla de forma efectiva, me gustaría explicarte qué emociones puedes estar tratando tapar al activar la rabia.

Como te he dicho hace un momento, este tipo de rabia, la que se acumula, suele ser una emoción secundaria que nunca te ayudará a adaptarte bien a la realidad (porque no te ayuda a hacer frente a ningún peligro).

Este tipo de rabia salta o es accionada a partir de sentimientos de inseguridad o vulnerabilidad. Es lo que yo llamo la estrategia del he-man. Si me sigues por las redes sociales, a lo mejor me has oído hablar de ella.

Tristeza en Positivo

Cuando existen sentimientos de inseguridad profundos y desde hace tiempo, una forma de “esconderlos” es usando otra emoción como la rabia.

El tema es que esa rabia normalmente no va dirigida hacia nadie en concreto y si lo hace, es difícil que llegue a expresarse  de forma completa. Y esta es la explicación de por qué se acumula.

Podemos crear enemigos ficticios y luchamos contra ellos “en nuestra imaginación” o podemos sentir rabia dirigida hacia una persona en concreto pero la bloqueamos haciendo que rebote en nuestra piel y no salga fuera, y acabar sintiendo nosotros los efectos de nuestra propia rabia. Posiblemente la otra persona ni se entere que estamos sintiendo rabia hacia ella.

Para eliminar la rabia acumulada no basta con expresarla porque posiblemente acabaríamos como Michael Douglas en “un día de furia”.
Y de hecho por mucho que la expresásemos no desaparecería, porque la clave es entender que no tiene ningún objetivo adaptativo.

Entonces, ¿qué puedes hacer para eliminarla o ayudar a que no se acumule?

Ejercicios para eliminar la rabia acumulada

acercan más a reflexiones que ejercicios propiamente.

Porque, qué es más importante ir eliminando la rabia que se acumula o trabajar para que ésta no se genere. Vuelvo a decir por aquí que la clave de todo esto es que este tipo de emociones de rabia no son adaptativas, no te ayudan a nada.

El ejercicio del cojín

Este clásico ejercicio de liberación emocional puede serte de ayuda para descargar y drenar comportamientos agresivos, enfocado sobre todo en personas que no son para nada agresivas.

El ejercicio no tiene misterio, se trata de apalear un cojín como si fuese la cara de la persona hacia la que sientes rabia.

Esta actuación no aumenta la agresividad, como supongo que se suele pensar, sino todo lo contrario. Porque no hay que olvidar que está enfocado a personas que no son capaces de expresar rabia delante de nadie por miedo a que queden al descubierto sus sentimientos de inseguridad.

Te recomiendo este ejercicio si la rabia te sobresale por las orejas y no puedes sostenerla para nada dentro de ti. No es una solución final pero te ayudará a reducir el estado de tensión que puedas estar sintiendo.

En caso que puedas sostenerla o que, gracias a este ejercicio, la rabia acumulada se haga más llevadera, te recomiendo ejercicios más enfocados a que ésta no se genere.

Tristeza en Positivo

Ejercicios de Autoobservación

Sin duda alguna, la mejor forma de aprender a gestionar nuestras emociones es la de ganar autoconocimiento.

Cuanto mejor sepamos cómo y por qué se generan las diferentes emociones que sentimos podremos gestionarlas mucho mejor (y no me refiero a saberlo a nivel teórico… ya que precisamente los psicólogos no somos unos budas… del mismo modo que el médico que fuma no se va a librar del cáncer de pulmón solo porque es médico).

Justamente por eso me he esforzado para explicarte bien las diferencias entre los diferentes estados emocionales de los que he hablado en el primer apartado y también te he explicado cómo se genera la rabia que suele acumularse.

Con toda esta info lo que te aconsejo es que te observes bien a ti mismo y seas capaz de detectar a tiempo estas emociones. Y que te des cuenta que no tienen ninguna función, más que hacerte daño tú a ti mismo.

Si detectas que estás creando situaciones imaginarias para generar rabia, simplemente elimínalas de un plumazo. No te sirven para nada. Pero antes aprende a observar las sensaciones físicas que esta rabia está provocando en tu cuerpo.

No tengas miedo de mirar en tu cuerpo cómo se manifiesta esa rabia, esto te ayudará a detectarla incluso antes de que aparezca.

Ejercicio físico

El ejercicio físico ayuda a descargar tensiones y sin duda también a eliminar la rabia acumulada de forma momentánea.

No es de extrañar que cada vez haya más personas que salgan a correr por la ciudad o se apunten a hacer trail running u otros deportes de impacto.

Si no eres una persona que haga ejercicio físico pero sí te sientes bloqueado por emociones intensas te animo a que empieces a practicar, sobre todo aproximándote de una forma gradual y bajo la supervisión de profesionales que se dediquen a ello.

Como todo en la vida, lo importante no es solo la intensidad, sino ser capaz de sostener la práctica en el tiempo.

Realizar pequeños ejercicios de exposición

Si una de las razones por las que sientes que la rabia se te acumula es porque te sientes inseguro desde hace tiempo y te cuesta defenderte o pararle los pies a los demás puede serte de ayuda realizar pequeños y sencillos ejercicios de exposición.

Estos ejercicios a lo mejor no te ayudan de forma inmediata a eliminar la rabia acumulada pero te ayudarán a poner un poco en duda ese sentimiento de “mejor mantenerme al margen por si no me puedo defender”.

No estoy diciendo que salgas a la calle a partirte la cara con nadie, por favor, sino que hagas pequeñas acciones de forma muy consciente para empezar a activar la seguridad en ti.

Te pongo un ejemplo para que veas a lo que me refiero: Si eres de las personas que no dice nada cuando se da cuenta que alguien se “cuela delante tuyo” en algún establecimiento o en algún sitio donde haya que seguir un orden puedes probar a ver qué pasa si se lo haces ver a la persona de forma educada.

Cosas así, sencillas y simples y que no generen en ti un elevado grado de exposición.

Conclusiones

Como ves, los ejercicios que te propongo no son una solución mágica para eliminar la rabia acumulada, pero te pueden ayudar.

Lo que sí creo que puede ayudarte mucho a reducirla y a acabar con otras emociones molestas para que no impidan tu crecimiento, es invertir en el conocimiento de ti mismo y aumentar tu desarrollo como persona.

En este sentido yo puedo ayudarte a que lo consigas. Para ello me gustaría invitarte a que tuviésemos una 1ª sesión juntos para comprender bien el momento en el que te encuentras y explicarte bien cómo te puedo ayudar.

Esta sesión que te propongo sería totalmente gratuita para ti y puedes reservarla usando el siguiente enlace: https://tristezaenpositivo.com/sesion-de-valoracion/

Espero que este artículo te ayude a eliminar la rabia acumulada o al menos que te ayude a poderla gestionar mejor.

cuadro-autor supera la tristeza permanente

Samuel Pujol

No sé si mis dos hemisferios cerebrales están en sintonía o se tiran de los pelos: por un lado me interesa la información científica sobre el comportamiento humano y por el otro también me fascina hablar de espiritualidad y de los tránsitos que realiza el alma durante toda su existencia. Espero que el contenido que publico como poco no te deje indiferente. 

Descárgate AQUÍ mi Guia Gratuita con un ejercicio para empezar a entender el origen de tus sentimientos de inseguridad y frustración.

¿Te ha resultado útil el artículo?
si es así te agradezco si lo compartes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Samuel Pujol Hernández
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que me realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información marcando la casilla de verificación
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH que cumple con la RGPD y también se encuentran alojados en la nube a partir de mi cuenta de Microsoft OneDrive de la que soy propietario y de la que doy fe que cumple con todos los criterios de seguridad por ellos expuestos.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@tristezaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Si te sientes débil y vulnerable desde hace tiempo, con esta guía empezarás a superar estos sentimientos.

mejorar tu autoestima