Consulta presencial en Barcelona

Diferencias entre Tristeza y Depresión supera la tristeza permanente

Diferencias entre Tristeza y Depresión

Si sufres de tristeza permanente sin que exista motivos para ello, seguro que te has preguntado en alguna ocasión si lo que te pasa es que tienes depresión. En este artículo te explicaré bien qué es la depresión y las diferencias que existen con la Tristeza Permanente.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Si te sientes triste desde hace tiempo y no encuentras los motivos que expliquen estos sentimientos, es muy posible que te hayas planteado en más de alguna ocasión: “a ver si lo que me pasa es que tengo una depresión…”

Por eso para ti es vital conocer bien las diferencias entre Tristeza y Depresión Mayor, sobretodo si la tristeza es permanente. 

¿Para qué te puede servir este artículo? Espero que para:

  • Ayudarte a reducir la incertidumbre de no saber lo que te pasa.
  • Que puedas convertirte en protagonista de tu salud y empieces a plantearte qué camino seguir.
  • Ayudarte a derribar falsos mitos y estigmatizaciones sociales.
  • Que desaparezca cualquier sentimiento de culpa que te impida avanzar.


Bueno en marcha y ¡Manos a la obra!…

Para empezar lo más importante es definir cada concepto (siempre con un lenguaje suave para que se entienda):

Qué es Depresión:

Se trata de un trastorno del estado de ánimo donde tiene que existir, obviamente, sentimientos de tristeza, sentirse vacía y sin esperanza y/o una pérdida casi total del interés o placer por la mayoría de las actividades del día.

¡Esto de base!

A lo que acabo de comentarte se le tienen que unir algunos de estos síntomas:

  • Trastornos del sueño: no poder dormir o dormir en exceso la mayor parte de los días.
  • Pérdida importante de peso sin hacer dieta o ganancia de peso. También puede existir disminución del apetito o aumento de este casi todos los días. 
  • Una agitación o enlentecimiento de las funciones motoras: Pueden aparecer tics, picores o movimientos involuntarios o la sensación como si el cuerpo hubiese perdido el tono muscular y todo lo hicieses a cámara lenta. Esto no ha de ser únicamente una sensación subjetiva, sino que desde fuera también se tiene que notar.
  • Fatiga y pérdida de energía todos o casi todos los días.
  • Sentimientos de inutilidad y de excesiva culpabilidad hacia ti misma (sentirte indigna de la vida) casi todos los días. 
  • Problemas cognitivos: dificultad para pensar, para concentrarse y tomar decisiones casi todos los días. Esto también lo tienen que notar las personas desde fuera.
  • Pensamientos de muerte recurrentes e ideaciones suicidas relacionadas con esos sentimientos de inutilidad, de no ser digna o de no ser capaz de soportar el dolor de la depresión. 

Toda esta sintomatología para ser considerada depresión tiene que persistir durante la mayor parte del día al menos durante unas 2 semanas. (La categoría diagnóstica para este cuadro es la de Depresión Mayor, aunque el nombre no es demasiado importante en el contexto de este artículo).
Pensar en pasar un solo día de mi vida sintiendo todo esto hace que se me desgarre el pecho, así que ha de ser terrible estar dos semanas viviendo con tal intensidad de síntomas. Entiendo lo duro y desesperante que debe ser esta situación y lo poco consideradas que a veces están las personas que pasan por una depresión.

Y todos estos síntomas ¿por qué aparecen? 

Yo creo que los Porqués solo son importantes como mera información superficial, pero no creo que le sirva de mucho a la persona que se encuentra en este estado. De todas maneras es importante remarcar lo siguiente:

  • Hay veces que no existe una causa única y clara que explique por qué una persona cae en una depresión mayor, siendo este el caso más difícil de tratar y solucionar. Muchas veces lo que acaba pasando es que el estado depresivo se convierte en crónico, persistiendo en el tiempo, y se enreda con otro tipo de patologías que sufrirá la persona.  
  • Las personas que hayan vivido la terrible pérdida de un ser querido pueden acabar sufriendo depresión mayor aunque no tienen por qué ir necesariamente unidos; hay personas que por muy intensa que sea la tristeza relacionada con la pérdida no tendrán depresión mayor y al revés. Si los síntomas que he puesto antes aparecen únicamente cuando la persona piensa en el fallecido, pero desaparecen o bajan mucho la intensidad cuando logra distraerse es muy posible que no estemos hablando de una depresión mayor. 

Qué es Tristeza:

La tristeza es una emoción completamente normal y saludable que la experimentan todas las personas en varios momentos de sus vidas.

Como todas las emociones, forma parte de un “dispositivo” que tienen “integrado” todos los mamíferos que les ayuda a sobrevivir… y nosotros no somos menos.
En este sentido la tristeza nos ayuda a parar, a retirarnos, a evaluar mejor las respuestas que se dan ante una situación  y a corregir los posibles errores que se hayan cometido.

Es un momento necesario de reparación y de dejarte mimar por las personas cercanas a ti. En este sentido, es un momento para fortalecer todo tu sistema, el problema es que la sociedad en la que vivimos no premia estas emociones y nos empuja a taparlas. Yo pienso que es un erro vivir en el «pensamiento positivo» y la felicidad a toda costa (es importante darle el mismo peso a todos los estados emocionales).

Pero cuando la Tristeza es intensa y se mantiene en el tiempo más de lo necesario ¿también es normal? Aquí es cuando la persona puede empezar a confundirla con una depresión.

Para que la Tristeza Permanente NO sea considerada una depresión mayor, NO deben existir:

  • Trastornos psicomotores de agitación o enlentecimiento motor. 
  • Pensamientos de muerte recurrentes o ideas de suicidio
  • Disminución importante del interés por todas las actividades durante la mayor parte del día. 
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva hacia ti misma (sentirte indigna de la vida) la mayor parte del día y durante todos los días.

Si sufres de Tristeza Permanente es muy probable que tengas periodos donde también haya desequilibrios en el apetito, desequilibrios en el sueño, falta de energía, baja autoestima y dificultad para concentrarse. Estos periodos se alternan con otros en donde todo estos síntomas suelen bajar de intensidad.  

También es posible que los sentimientos de tristeza, desesperanza, y elevada autocrítica
te acompañen desde siempre hasta tal punto que digas que «esta es mi forma de ser», «yo siempre he sido así», etc. (La categoría diagnóstica para este cuadro es la distimia aunque una vez más, no creo que sea muy relevante saber el nombre. Te lo pongo aquí por si lo has visto en algún otro sitio o te lo han dicho desde un contexto sanitario).

Si te sientes identificada con esto último, decirte que «Tristeza en Positivo» es un proyecto de acompañamiento a personas que encajan con sentimientos de tristeza como los que te acabo de describir. 

Qué hacer si tienes Depresión

No quería despedir el artículo sin poner un par de líneas sobre qué hacer si se tiene depresión. Aunque este blog no está dedicado a la Depresión sino a la Tristeza y yo me dedico a acompañar a personas con Tristeza Permanente, no quería despedirme sin dar algunas recomendaciones para las personas que sufren depresión.

Lo más importante que quiero decirte es que confíes en tu cuerpo. Tu sistema te ha empujado a que entres “dentro de la cueva” y te pongas en modo “hibernación” para recuperarte. Por tanto no te sientas culpable por ello (igual que el Oso no se culpabiliza cuando hace lo mismo) y tampoco tengas miedo.

Por otro lado, si estás al inicio del proceso y has acudido al médico te habrá recetado antidepresivos: son una ayuda para que puedas mantenerte a flote pero no son la solución. Si tú por ti misma no eres capaz de revertir el trastorno y lograr “salir de la cueva” busca a algún profesional que te ayude. Tomar antidepresivos eternamente es un parche que va en dirección contraria a la promoción de la salud.

Tú puedes superar la tristeza permanente

Para ti que sufres Tristeza y a modo de resumen

Desde el sentimiento te diría que te mantengas despierta. Tu cuerpo confía en tus capacidades y tiene súper claro que eres capaz de sostener la situación y salir de ella, por eso no te ha quebrado ni te ha empujado a la cueva.

Es muy probable que si sufres de tristeza permanente desde siempre o desde hace mucho tiempo y no ocurre nada «grave» en tu vida NO acabes teniendo una depresión. 

Esto no quiere decir que no puedas trabajar en lo que te pasa para reducir la intensidad de la tristeza y para que desaparezcan los sentimientos de frustración, baja autoestima y desesperanza y puedas disfrutar de tu vida de forma plena y armónica. 

Como te has dado cuenta en el artículo la diferencia que existe entre ti y una persona que sufre de Depresión es que Tú puedes mantenerte a flote y sigues teniendo las riendas de tu vida y la capacidad para seguir adelante (mejorando la situación en la que te encuentras ahora).

¿Qué puedes hacer? 

Pues para que puedas ponerte en marcha y empezar a hacer cambios, he escrito otro artículo que seguro te ayudará, en este sentido: 
5 Claves para Superar la Tristeza sin Motivo.

Ojala logres superar la Tristeza permanente y sin motivo y consigas disfrutar de tu vida tal y como siempre has soñado. 

Ahora ya sabes que puedes contar conmigo para ayudarte a Superar la Tristeza. Puedes utilizar el formulario que te he puesto un poco más arriba. Te llamaré lo más pronto posible.

Un abrazo grande.

Espero que el artículo te haya resultado interesante y pueda serte de ayuda. Como siempre, si me necesitas, puedes escribir un comentario con tus dudas o preguntas.
Te espero un poco más abajo, así que… esto no es una despedida. 😉

cuadro-autor supera la tristeza permanente

No sé si mis dos hemisferios cerebrales están en sintonía o se tiran de los pelos: por un lado me interesa la información científica sobre el comportamiento humano y por el otro también me fascina hablar de espiritualidad y de los tránsitos que realiza el alma durante toda su existencia. Espero que el contenido que publico como poco no te deje indiferente. 

Descárgate AQUÍ mi Guia Gratuita con ejercicios para SUPERAR LA FRUSTRACIÓN

¿Te ha resultado útil el artículo?
si es así te agradezco si lo compartes:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Samuel Pujol Hernández
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que me realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información marcando la casilla de verificación
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH que cumple con la RGPD y también se encuentran alojados en la nube a partir de mi cuenta de Microsoft OneDrive de la que soy propietario y de la que doy fe que cumple con todos los criterios de seguridad por ellos expuestos.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@tristezaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Descubre qué hace que te sientas tan frustrado y ponte en marcha para recuperar la ilusión por tu vida.