Consulta presencial en Barcelona

Cómo pasar la navidad en soledad

Cómo pasar la Navidad en soledad

Si tienes que pasas la Navidad en Soledad y eso te genera profundos sentimientos de tristeza, este artículo te va a ayudar a entrar en contacto con estos sentimientos y reconocer qué sentido tienen para ti.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Pasar la navidad en soledad genera uno de los mayores contrastes que esta época nos ofrece. Se supone que esta es la época por excelencia cuando se reúne la familia. Además también se supone que es una época de felicidad y amor.
Pero las personas que sufren de tristeza permanente no son capaces de esconder sus sentimientos de tristeza en estas épocas, por muy navidad que sea. Y eso se hace tan duro de sostener que acaban aislándose (ya sea físicamente o mentalmente).

Por todo esto hay personas que le tienen un miedo atroz a estas fechas y están deseando que terminen lo antes posible. Y es que la Navidad pone de manifiesto otra gran pandemia que vive nuestra sociedad actual (no tan famosa como la que tenemos actualmente entre manos). Me refiero a la soledad, la real y la sentida.

Pero antes de ver cuáles son las implicaciones emocionales de vivir la navidad en soledad, me gustaría hacer un breve apunte sobre los tipos de soledad que existen según como la entiendo yo.

Qué tipos de soledad existen

Me parece idóneo mencionar 3 tipos de soledad según como yo la veo :

  • La soledad “real” o aquella que se relaciona con el aislamiento. La persona vive completamente aislada del resto, no tanto porque viva en una cabaña en las montañas, sino porque por circunstancias de la vida ha acabado sola. Este tipo de soledad es muy común en las personas mayores.
  • La soledad “sentida” o la que se relaciona con el abandono. La persona puede estar en contacto con gente, incluso tener amigos pero dentro de ella se siente sola, vacía. Y es que lo que pasa es que existe un sentimiento de abandono que la persona acarrea desde que era pequeña que no le permite relacionarse con los demás de forma satisfactoria.
  • La soledad “camuflada” o la soledad que no se quiere ver. Es aquella que la persona no es capaz de sentir y que camufla a base de relaciones superficiales de puro interés de los demás hacia ella.

Este artículo está enfocado al 2º grupo. Y al 3º también ya que este último se diferencia del anterior únicamente en la estrategia que utiliza la persona para  combatir la soledad.

La persona puede estar en contacto con gente, incluso tener amigos pero dentro de ella se siente sola, vacía.

También decir que este artículo no tiene un enfoque positivista, es decir, no pretendo que vivas la navidad en soledad llena de gozo y alegría. Ya que si no has decidido voluntariamente aislarte en estas fechas y vas a vivirlas sola pues estoy seguro que va a ser duro y difícil de llevar.

Cómo llevar la navidad en soledad

Yo digo muchas veces en mis canales sociales que para superar la tristeza es necesario sentir esa tristeza de forma plena y descubrir de qué está hecha. Es la única manera.

Si lo que intentas es no sentirte triste, la tristeza no se irá nunca… porque no sabes qué hace aquí.

Con la soledad pasa lo mismo. Si vas a vivir esta navidad en soledad es bueno que la experimentes con toda su intensidad. Va a ser duro de llevar y hará daño pero si estás ahí experimentando bien esa soledad obtendrás mucha información sobre ti misma y sobre los motivos que te han llevado a estar sola.

También es muy común sentir pena de una misma cuando te veas sola y pienses que los demás están en familia o con amigos durante las fiestas. Esa pena posiblemente también irá acompañada de rabia hacia ti misma y quizás también te sentirás indigna, un bicho raro y que hay algo muy grave en tu estructura mental que hace que hayas acabado así.

Nada de esto es real, ni hay nada grave dentro de ti ni eres menos digna que el resto. Pero una vez más es necesario transitar por estos sentimientos para acabar dándote cuenta que no son reales y sobretodo, que hay posibilidades que la situación cambie.

El artículo acaba aquí 🙂

Mi intención no es llenarlo de soluciones milagrosas sino de ayudarte a que entres en contacto con todos estos sentimientos dolorosos, ayudarte a ponerles nombre para que los puedas identificar con facilidad y animarte a utilizar esta experiencia para ponerte en marcha y lograr superar la tristeza permanente y los satélites que dan vuelta alrededor de ella.

Para acabar, un pequeño consejo: cuando te encuentres en medio de la soledad de las navidades en algún momento del día concéntrate en hacer callar todas esas voces negativas. Será uno de los momentos en donde más en silencio vas a estar. Y allí, en medio de todo ese profundo silencio lograrás escuchar el retronar de tu verdadera esencia.

¿Consideras interesante lo que escribo?

Contacta conmigo para ver cómo te puedo ayudar:
cuadro-autor supera la tristeza permanente

Samuel Pujol

No sé si mis dos hemisferios cerebrales están en sintonía o se tiran de los pelos: por un lado me interesa la información científica sobre el comportamiento humano y por el otro también me fascina hablar de espiritualidad y de los tránsitos que realiza el alma durante toda su existencia. Espero que el contenido que publico como poco no te deje indiferente. 

¿Te ha resultado útil el artículo?
si es así te agradezco si lo compartes:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Samuel Pujol Hernández
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que me realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información marcando la casilla de verificación
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH que cumple con la RGPD y también se encuentran alojados en la nube a partir de mi cuenta de Microsoft OneDrive de la que soy propietario y de la que doy fe que cumple con todos los criterios de seguridad por ellos expuestos.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@tristezaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.