¿Por qué estoy triste sin motivo?

  • por
Tristeza sin motivo supera la tristeza profunda

Te sientes triste desde hace tiempo y no entiendes por qué. Posiblemente repasas tu vida una y otra vez buscando motivos suficientemente potentes para explicar la tristeza y no los encuentras.
Y más de una vez te preguntas:

 ”¿Por qué estoy triste sin motivo?” 

En este artículo me gustaría explicarte a grandes rasgos por qué aparece la Tristeza en la vida de alguien y los tipos de Tristeza que podemos encontrar. De esta forma espero que encuentres en estas líneas un poco de información que pueda explicar tu tristeza.

Por cierto: este artículo es bastante teórico, escrito más desde la cabeza que desde la emoción… así que espero que no te enredes demasiado en conceptos mentales. Si lo vas a leer, hazlo sin darle demasiadas vueltas a lo que pone. Léelo una vez y déjalo estar, a lo mejor en un tiempo resuena en tu cabeza algo de lo que pongo y te ayuda; o a lo mejor nada de lo que escribo tiene sentido para ti… No importa, todo está bien.

 La Tristeza como emoción

Es posible pensar que los seres humanos somos la única especie capaz de sentir emociones… pero esto está muy lejos de ser verdad.

Las emociones forman parte de un sistema bastante eficaz que tiene el cuerpo para sobrevivir frente a los peligros externos y son comunes a todos los mamíferos.
Delante de cualquier tipo de agresión el cuerpo necesita poner en marcha toda una serie de procesos para dotar al individuo la capacidad de hacer frente al peligro. Las emociones están ahí para movilizar al organismo y hacer que este proceso sea lo más rápido y efectivo posible (En cuestión de segundos, nos estamos jugando mucho).

Las emociones forman parte de un sistema eficaz del organismo para sobrevivir

Así… para empezar a entrar en materia: ¿Cómo nos ayuda la Tristeza a sobrevivir?

La Tristeza en crudo suele aparecer cuando existe distanciamiento, separación o pérdida de vínculo, es decir, cuando la persona se siente sola. Cuando esta situación es insostenible, aparece esta emoción para movilizarnos y ayudarnos a que nos acerquemos a los demás en busca de auxilio. La tristeza que se manifiesta a través nuestro, también suele generar reacciones de apertura y aceptación en el resto de personas que acabarán de ayudarlas a acogernos1.

En crudo parece todo muy armónico y perfecto pero la realidad no tiene mucho que ver con esto que escribo, ¿verdad?
O a lo mejor sí… a lo mejor el motivo de tu tristeza es una necesidad de tu organismo de encontrar refugio en otras personas y por lo que sea no eres capaz de concedérselo.

Seguimos adelante…

Tipos de Tristeza

Hasta ahora te he estado hablando de la Tristeza en su forma Primaria y Adaptativa.
La emoción surge en un momento donde no puedes más, te rindes y buscas refugio en el otro para salir de la situación en la que te encuentras o te retraes en ti mismo para recuperarte de lo que sea que estés pasando.
Si te sientes triste desde hace tiempo y no encuentras el motivo que lo explique, posiblemente no será éste, el tipo de tristeza por la que estás pasando.

Cuando la Tristeza aparece una y otra vez, se convierte en Desadaptativa porque el organismo no consigue los resultados esperados de esta emoción. La persona podría considerarse a sí misma como alguien incompleta, vulnerable, no válida e incapaz de sobrevivir por ella misma y necesitar el amparo perpetuo del resto de personas. Y a la vez, no ser completamente sincera con ella misma no aceptando esta vulnerabilidad porque hay que tirar para adelante, porque las personas vulnerables están mal vistas, porque la inseguridad solo la tienen las personas de 2ª categoría, etc. O rechazando de forma inconsciente la ayuda de los demás para no verse como alguien vulnerable.

Cuanta tensión. Ahora ya empieza a ser un poco más complicado y más parecido a la realidad…

Si no encuentras motivos que expliquen tu tristeza también podría ser que ésta esté siendo una emoción Secundaria y no tenga ningún propósito en si misma. Esto pasa cuando en realidad estás sintiendo otra emoción pero por motivos X no eres capaz de expresarla. De hecho lo que tú tratas de expresar no es Tristeza sino la otra emoción, pero no sale porque está bloqueada o reprimida y es suplantada por la Tristeza.

Bueno y al final… ¿por qué estoy triste sin motivo?

A modo de resumen me gustaría enunciarte los “motivos” por los que puedes estar sintiéndote triste. (Te los voy a poner en 3ª persona porque creo que ya ha habido suficientes impactos en este artículo):

  • Sentimientos prolongados de poca valía, inseguridad y falta de autoestima que llevan a la persona a sentirse vulnerable y a la vez sentirse incapaz de aceptar estos sentimientos.
  • La tristeza se presenta como una emoción secundaria que está suplantando la verdadera emoción que quiere ser expresada.
  • La tristeza aparece como un instrumento para conseguir algo del resto de personas. La persona puede ser no consciente de esto.
  • La persona ha vivido una situación de pérdida o abandono en las primeras épocas de la vida que la hace crecer en un estado de necesidad de cuidado perpetuo. Este punto se puede relacionar con el primero.
  • Cabe la posibilidad que la Tristeza no sea propia de la persona sino que pertenezca a otra. Cada vez está más aceptado que los bebés son capaces de captar las emociones de sus madres cuando están en su vientre2. (podrían haber más situaciones pero no es el propósito de este artículo).

Pues bien… si has llegado hasta aquí espero que sigas el consejo que te daba al principio del artículo y dejes reposar estas palabras en tu cabeza por un tiempo. A lo mejor le encuentras un sentido a todo esto y puedes entender por qué estás triste sin motivo aparente.

Utiliza los Botones de Abajo para compartir en Redes Sociales. Gracias.


1 Greenberg L. S., Paivio S. C. (2017) Trabajar con las emociones en Psicoterapia. Ed: Paidós

2 https://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120509/54288851311/emociones-desde-el-utero.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Samuel Pujol Hernández
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que me realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información marcando la casilla de verificación
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH que cumple con la RGPD y también se encuentran alojados en la nube a partir de mi cuenta de Microsoft OneDrive de la que soy propietario y de la que doy fe que cumple con todos los criterios de seguridad por ellos expuestos.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@tristezaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.