Consulta presencial en Barcelona

Guía necesaria para superar la tristeza sin motivo

Guía Necesaria para Superar la Tristeza Profunda sin Motivos

Si sufres Tristeza Profunda y no encuentras los Motivos que la expliquen es muy normal que también te sientas muy frustrada contigo misma. Además también sentirás que te falta energía para vivir el día a día de forma satisfactoria.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las personas que sufren de Tristeza Profunda sin ser capaces de encontrar los motivos que la expliquen también comentan que acarrean con estos sentimientos desde hace mucho tiempo. Si este es tu caso, es posible que hayas tenido periodos más buenos que otros, pero la Tristeza siempre vuelve a ser la protagonista de tu vida.

¿Cómo puede ser que vivas tanto tiempo triste y parece que hagas lo que hagas no acabas de sentirte tranquila contigo misma, satisfecha o feliz…?

En este artículo voy a compartir contigo algunas cosas que puedes hacer para reducir estos sentimientos de Tristeza Profunda que se encuentran instaurados en ti desde hace tanto que parece que nunca vayan a desaparecer.

Antes de empezar, te voy a explicar a qué me estoy refiriendo cuando hablo de Tristeza Profunda sin Motivos (para ver si te sientes identificada con ella):

Es un tipo de tristeza que se encuentra pegada a los huesos, en lo más profundo del ser y muchas veces la persona la reconoce como suya casi desde siempre. Este tipo de Tristeza no impide realizar las tareas más elementales del día a día, las que les ayudan a “sobrevivir” (como levantarse para ir a trabajar, cocinar y alimentarse, etc.) pero sí que dificulta mucho a la persona el poder vivir su vida cómo le gustaría, relacionarse con los demás, tener energía suficiente para realizar esas tareas con comodidad, etc.

La persona acaba sintiendo que la vida le va pasando de largo sin lograr vivirla ni aprovecharla como a ella le gustaría.

Una vez nos hemos situado y tenemos claro de qué sentimientos estamos hablando, voy a explicarte qué se puede hacer para poder superarlos.

Para ello voy a explicarte qué es lo que les suele pasar a las personas que sufren de tristeza profunda sin motivos y por cada punto te explicaré cómo trabajarlo. 

Índice de Contenidos

¿Qué les pasa a las personas con Tristeza Profunda sin motivos?

Voy a hablarte de 3 procesos típicos por los que pasan la mayoría de personas que sufren de Tristeza Profunda sin que encuentren los motivos que la expliquen. Estos puntos son los que mayormente se repiten en las personas que contactan conmigo y los que atiendo en consulta. ¡Vamos allá!


No encuentran los motivos que Expliquen esta Tristeza

Si hace tanto tiempo que te sientes triste, lo lógico es que quieras saber cómo se originaron estos sentimientos o qué es lo que los alimenta. Probablemente pienses que encontrando la causa conseguirás dar con la solución fácilmente (Ésta es una manera muy lógica y razonable de pensar).

Pero la realidad es que por mucho que busques, no encuentras los motivos que expliquen estos sentimientos.

Puedes encontrarte con dos casos según la experiencia de cada persona:  

  1. que realmente sientas que no existen motivos que expliquen la intensidad de estos sentimientos o
  2. que puedas detectar algunas situaciones de tu vida que han generado estos sentimientos de tristeza pero:
    • te está resultando muy difícil superar lo que sea que haya pasado o
    • consideras que estas situaciones no son lo bastante potentes para explicar la durabilidad de estos sentimientos.

 

Cuando REALMENTE no existen motivos (1er caso):

En este caso la persona no sabe realmente por qué se siente triste. Repasa su vida una y otra vez y no encuentra ningún hecho importante en su vida que pueda ser la causa de estos sentimientos. 

Decirte que estos sentimientos de Tristeza Profunda pueden haberse instaurado cuando eras muy pequeño y ahora, ya de adulta, no consigues acordarte de cómo era tu vida en aquella época. Los niños tienen una capacidad muy elevada de captar cómo se sienten las personas que tienen a su alrededor (sobre todo sus padres) y reaccionar ante ellas. También tienen una capacidad muy buena de sentir sus propias emociones de forma pura.
Lo que no son capaces de hacer es elaborar un razonamiento entorno a sus sentimientos; es decir, no son capaces de entender por qué se sienten así si sus padres no les ayudan a ello.

Aún podemos ir más atrás, a épocas mucho más tempranas cuando estabas en el vientre de tu madre.

El feto es capaz de captar el mundo interno de su madre y reaccionar ante él (es posible que esas emociones se “gestasen” allí o incluso que no fuesen tuyas sino que las acabases heredando de tu madre, padre o de tus antepasados).
(Si te interesa el tema de cómo pueden los bebés captar las emociones de su entorno cuando están en el vientre materno te dejo este enlace para que profundices un poco más).

¿Qué se puede hacer en el 1er caso?

La forma como yo tengo de reducir los sentimientos de Tristeza que se han originado en épocas muy tempranas es ayudando al adulto a volver a la época inicial dónde se originaron esos sentimientos, no utilizando el recuerdo, sino volviendo a vivir aquellos acontecimientos como si los estuviese viviendo ahora en el presente.

Esto lo trabajo utilizando la técnica de la Hipnosis y la Terapia regresiva. Con estas técnicas nos trasladamos al momento inicial dónde se originaron los conflictos de forma que el cliente lo pueda vivir en 1ª persona, logrando un entendimiento profundo de cómo se originaron. Este entendimiento por sí mismo es muy liberador, ya que aparte de conocer algo que había permanecido oculto toda tu vida pero que te estaba afectando,
tu parte adulta podrá elaborar, por fin,  un razonamiento sobre cómo se generaron estos sentimientos encontrando rápidamente una solución para reducir la Tristeza Profunda que se te repite a lo largo del tiempo.

 

Que hayas encontrado algún motivo pero no justifica la duración de la tristeza (2º caso):

La Tristeza siempre aparece asociada a un sentimiento de pérdida (la muerte de un ser querido, una separación amorosa, la pérdida de la inocencia, la pérdida de un trabajo y posición social, etc.). Todos estos son motivos suficientemente importantes como para sentirse triste pero lo normal es que duren por un tiempo y luego acaben desapareciendo. Si la tristeza dura «más de lo necesario» es importante ver qué es lo que está manteniendo vivos estos sentimientos. 

En este caso es muy importante el tiempo que ha pasado desde que ocurre el evento hastas que se reconoce la pérdida. Cuanto más tiempo pasa, más difícil es para la persona superar los sentimientos de tristeza que se han generado.

¿Qué puedes hacer tú en el segundo caso?

En el caso que la Tristeza se explique debido a una Pérdida, quiero recomendarte un par de cosas:

En los momentos posteriores a la pérdida es importante y necesario sentir el vacío que se ha generado con la pérdida. No soy capaz de entender el dolor que se puede sentir con la pérdida de un ser querido muy cercano (porque yo no lo he sufrido) pero sí sé que la única forma de “pasar al otro lado” es poder reconocer esa pérdida para situarse en el punto de partida de la sanación.  

Si pasados los años sigues sintiendo el mismo vacío que en el principio y sientes que una Tristeza Profunda se ha instaurado dentro de ti en lo más hondo, te recomiendo el siguiente ejercicio:

(¡Antes de pasar al ejercicio lee con atención lo siguiente!: Si hace muy poco que has sufrido la pérdida de un ser querido, NO hagas este ejercicio… ya que aún no estás preparada para “dejar” que el ser querido se vaya. Ponte en manos de especialistas en Duelo por Muerte y sigue sus recomendaciones).

Ejercicio para “Soltar”:

Es necesario que realices un ejercicio de “soltar” a la persona perdida (cuando han pasado varios años de esa pérdida), “soltar” el trabajo perdido o la inocencia perdida.

Siéntate en un lugar donde te encuentres solo y tranquilo. Haz un par o tres respiraciones profundas e imagina que estás en el cine. En la pantalla se proyecta una película sobre ti, sobre tu futuro… Imagina que puedes modificar a tu gusto las imágenes de la pantalla. Proyecta en la pantalla cómo te gustaría que fuese tu vida, esa vida con la que siempre has soñado. Hazlo lo más detallado posible, como si fuese real.

Una vez que lo tengas hecho, mira a tu lado… allí se encuentra el ser querido que ha desaparecido (si se trata de la pérdida de un trabajo, por ejemplo, dale forma humana y siéntalo al lado tuyo).

Mírale a los ojos, dale las gracias (desde el corazón) por todos esos años bonitos a tu lado. Dile que se fije en la película que se proyecta en la pantalla (es la vida que te gustaría vivir). Dile también que para que la película se cumpla, necesitas despedirte de él; que no te vas a olvidar pero que has decidido que quieres vivir esa vida de la pantalla.

Para finalizar dile que siempre estará vivo en tus recuerdos pasados.

Una vez dicho esto, levántate y camina hacia la pantalla. Vas a fusionarte con el personaje (que eres tú misma) y vas a vivir esa vida en primera persona.

¡Adelante!

tristeza profunda sin motivos

¿Cuáles son las consecuencias de no encontrar los motivos de tu Tristeza Profunda?

Una de ellas es que la mente se encuentre en “Modo Scanner”, moviéndose constantemente hacia el pasado para entender qué ha pasado en tu vida para sentirte así  y lograr encontrar una solución. Este comportamiento consume muchos recursos, gasta mucha energía (energía que podrías estar destinando a otros temas que te repercutiesen en positivo). También es muy común que esta búsqueda incesante hacia el pasado acabe generándote mucha ansiedad.

Otra consecuencia de la tristeza profunda sin motivos puede ser la de acabar considerándote a ti mismo un “bicho raro”. Desde aquí puede ser muy difícil compartir lo que te pasa (“total, no me entenderán”) y puedes acabar aislándote de los demás y viviendo este problema en soledad.


Tienen sentimientos de Frustración e Insatisfacción muy potentes

Las personas que sufren Tristeza Profunda desde hace tiempo sin que exista motivos también acarrean otro tipo de sentimientos potentes, como son la elevada frustración e insatisfacción hacia ellos mismos y hacia la vida que están viviendo.

 

¿Cómo se generan estos sentimientos?

Se generan por la dificultad que tiene la persona de saber quién es realmente y por sentir que se encuentra muy lejos de quien es verdaderamente.

Carl R. Rogers, uno de los padres de la Psicoterapia Humanista lo explica de forma muy sencilla:

En los primeros años de vida, el bebé sabe perfectamente qué es lo que necesita porque está en comunión perfecta con su organismo, tiene unas necesidades y sabe cómo conseguirlas. Cuando los papas se convierten en una realidad firme en la vida del niño, éste empezará a modificar sus necesidades para adaptarlas a lo que los padres esperan de él. Cuanto mayor sean las expectativas de esos padres y mayor sean las condiciones que impongan a ese niño para que pueda recibir el amor de ellos, mucho más tendrá que adaptar sus necesidades a las expectativas de los padres.

El niño que se convierte en adolescente y en adulto empezará a vivir, no según lo que necesita para desarrollarse plenamente (y eso solamente lo sabe si está en contacto íntimo con su Ser Interno, u Organismo como habla Rogers) sino según lo que se espera de él. De esta forma construirá un personaje que vivirá su vida por él.

Esto ya de por sí genera frustración e insatisfacción.

Ahora bien, cuando la persona siente Tristeza Profunda desde hace tiempo y no existen motivos que la expliquen, a este mecanismo que sufren de mayor o menor manera todas las personas se unirá lo siguiente:

La Tristeza actúa como un caparazón que tiñe absolutamente toda la vida de la persona. Es como si fuese una burbuja y la persona vive dentro de esa burbuja durante todo el tiempo. Esto hace que se encuentre muy alejada de su Yo Esencial, de su esencia o Ser Interno (como le queráis llamar).

Esta persona se encuentra muy lejos de saber qué es lo que realmente quiere en la vida porque la tristeza que siente lo aísla profundamente de sí mismo.

 

Cómo se soluciona esto:

Desde el enfoque centrado en la persona que es el estilo de Psicoterapia que creó Rogers y con el que yo trabajo, tratamos de crear un espacio en consulta de aceptación incondicional de la persona. El cliente no tiene que hacer nada, ni comportarse de ninguna forma para que el terapeuta lo acepte, con el objetivo que la persona pueda comportarse de la misma forma hacia ella misma.

Cuando la persona logre estar en disposición de aceptar lo que no le gusta de ella misma, podrá detectar de forma muy clara su personaje. Y cuando vea al personaje claramente también verá quien es ella en realidad y podrá empezar a vivir a través de ella misma.

 

Qué puedes hacer tú:

En tu día a día para poder acercarte a quien tú eres realmente, lo más importante es que logres ser lo más transparente contigo mismo que puedas.

En este sentido es muy beneficioso que puedas ser completamente sincero hacia ti mismo con la forma que tienes de sentir y de actuar. Muchas veces sentimos y actuamos de formas que no nos satisfacen pero no nos damos cuenta de ello. En vez de esto podemos sentir cierto malestar que no sabemos de dónde viene. (Todo esto pasa porque estamos actuando desde el personaje).

Si eres capaz de “pillarte” actuando de forma que no te satisface, párate un momento y capta esta situación con total sinceridad por tu parte. No sientas culpabilidad, no eres tú quien está actuando sino tu personaje.

De esta manera, poco a poco irás viendo cómo siente el personaje, como actúa, qué hace para “protegerte”, etc. Esta información es muy buena para conseguir acercarte mucho más a quien eres en realidad.

¿Consideras interesante lo que escribo?

Contacta conmigo para ver cómo te puedo ayudar:

Sienten que tienen muy poca energía para afrontar las demandas de cada día

Ésta es una de las características que comparten la mayoría de las personas que sienten Tristeza Profunda sin motivos y desde hace tiempo. Se sienten con baja energía, como si estuviesen arrastrando su cuerpo hora tras hora deseando que llegue el final del día para meterse en la cama y olvidarse de lo que han vivido.

Pueden existir motivos bioquímicos que expliquen esta falta energética, es decir, que haya un desequilibrio en la química del cerebro o en las hormonas que regulan el gasto energético del organismo. Puede ser que te hayan dicho que tu cuerpo funciona así y que no se puede hacer nada al respecto, que la única solución es regular esa química de forma artificial y que esto será de por vida. 

Pero me gustaría que vieses las cosas que posiblemente haces y dejas de hacer para encontrarte en este letargo y sensación de baja energía.


Qué es lo que sueles hacer para gastar más energía de la necesaria:

  1. Estar constantemente buscando los motivos que expliquen tu tristeza y utilizar tu mente como un scanner que va analizando a cada momento el pasado en busca de indicios gasta mucha energía. Estar preguntándote constantemente por qué estoy triste, qué puedo hacer para dejar de estar triste… genera un gasto energético elevado e innecesario.
  2. Vivir desde el personaje gasta mucha más energía que si estuvieses viviendo desde tu Esencia. El personaje es algo que te han obligado crear para sentirte aceptado y como consecuencia lograr sobrevivir en este mundo. Hay que mantenerlo y alimentarlo comportando un gasto innecesario.
    Vivir desde la esencia o desde tu Yo Real implica un gasto energético mucho más bajo porque no tienes que esforzarte en ser alguien que no eres. Lo único que tienes que hacer es vivir; tu organismo o tu esencia sabe lo que quiere y qué tiene que hacer para conseguirlo. Esto implica una forma de vida mucho más fluida.

Qué es lo que NO sueles hacer para generar energía “de la buena”:

  • No sueles vivir en el presente. O te encuentras en el pasado buscando explicaciones sobre tu tristeza o te proyectas al futuro o hacia mundos de fantasía porque tu día a día no te satisface.
    La única realidad válida es la que se desarrolla en el momento presente, todo lo que pasa en tu vida está pasando en el presente.
    Cuando vives en el presente, tu cerebro lo capta y se pone manos a la obra para “aumentar” la producción de energía en tu cuerpo.
    Eckhart Tolle es el gran maestro del momento presente y te lo explica de una forma muy clara y directa en su libro «el poder del ahora» (si sigues el enlace verás que la página está en inglés. He usado esta página para ir directo a la fuente. Haz clic derecho y selecciona «traducir al español»).
  • Puede ser que te falte saber cuál es tu Propósito en esta vida, qué es lo que has venido a hacer aquí. Soy consciente que encontrar el Propósito de nuestra vida es como buscar el santo grial pero en tus manos tienes una herramienta muy poderosa que te puede ayudar a encontrarlo: Tu Tristeza. Esa tristeza que te acompaña desde hace tanto tiempo y no conoces por qué está aquí tiene un lado positivo: la de ayudarte a conectarte con tu verdadera esencia y lograr así contestar a esa gran pregunta “¿qué hago Yo aquí?”.
    Puedes empezar por aquí -> en vez de preguntarte “por qué quiero dejar de estar triste” pregúntate “para qué quiero dejar de estar triste”. La respuesta te dará una dirección, un camino a seguir.

Soy muy consciente que estos dos puntos de los que hablo parecen, a priori, difíciles de imaginar. Pero estoy seguro que son muy poderosos y movilizadores. Seguro que si los tienes en cuenta en tu vida te ayudarán a movilizarte y, cómo te he dicho antes, tu cerebro se enterará que “has dejado de hibernar” y se pondrá a trabajar contigo para darte la energía necesaria para que lo consigas.

Lo único que sí es definitivo es la fuerza y el poder que surgen de tu interior.

Final del artículo y a modo de Resumen

Bueno, hasta aquí la Guía Necesaria para Superar la Tristeza Profunda Sin Motivos. He utilizado la palabra “Necesaria” a propósito:

Creo que esta guía es necesaria para ti porque estoy seguro que en alguno de estos puntos te sentirás identificada y te ayudarán como mínimo a reflexionar un poco sobre dónde te encuentras en estos momentos.

También he puesto la palabra “necesaria” para no poner, por ejemplo: “Guía Definitiva para Superar la Tristeza” que a nivel de márketing queda muy bien pero no cumple mis objetivos. Lo que aquí pongo no es “definitivo”; nada de lo que se escribe en las redes es definitivo, ni ninguna terapia es la definitiva. Tu responsabilidad es seguir hacia adelante, coger lo bueno de cada cosa y no quedarte estancada en nada.

Nada de lo que hay fuera es definitivo.
Lo único que sí es definitivo es la fuerza y el poder que surgirá de tu interior en el momento que contactes con tu Esencia, con tu Yo Real.
Estoy convencido que ese momento llegará en algún momento
. Mientras tanto ya sabes que puedes contar conmigo: si me necesitas puedes encontrarme un poco más abajo, en los comentarios. Hasta pronto y gracias por llegar hasta aquí.

cuadro-autor supera la tristeza permanente

Samuel Pujol

No sé si mis dos hemisferios cerebrales están en sintonía o se tiran de los pelos: por un lado me interesa la información científica sobre el comportamiento humano y por el otro también me fascina hablar de espiritualidad y de los tránsitos que realiza el alma durante toda su existencia. Espero que el contenido que publico como poco no te deje indiferente. 

¿Te ha resultado útil el artículo?
si es así te agradezco si lo compartes:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Samuel Pujol Hernández
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que me realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información marcando la casilla de verificación
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH que cumple con la RGPD y también se encuentran alojados en la nube a partir de mi cuenta de Microsoft OneDrive de la que soy propietario y de la que doy fe que cumple con todos los criterios de seguridad por ellos expuestos.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@tristezaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.